Raquel y Álex se conocieron en la universidad hace 11 años, y desde entonces no se han vuelto a separar. «El 1 de enero de 2020 estábamos de viaje en Londres y paseando por Hyde Park me pidió matrimonio», cuenta Raquel.

Un poco más tarde de lo planeado, el 23 de octubre del año siguiente celebraban por fin su día más especial rodeados de familiares y amigos.  «Somos novios ‘pandemials‘ por lo que nuestra experiencia a la hora de organizar la boda ha sido más complicada. Tuvimos que aplazarla un año y eso hizo que repitiéramos procesos por duplicado,  pero aún así ha sido una vivencia maravillosa, irrepetible y súper ilusionante», explica.

Raquel y Álex celebrando su amor. Foto: Por parte de la novia.

«Para mi ramo de novia me dejé asesorar totalmente por el gusto de Cristina y juntas confeccionamos un ramo original y sobre todo, con el que yo me sentí identificada y cómoda. Iba en sintonía con la suela de mis zapatos, mi labial y mis uñas, un detalle que no pasó desapercibido por los invitados y que, bajo mi punto de vista, fue un puntazo.» El ramo estaba confeccionado con astilbe rojo y eucalipto.

Raquel, lista para salir hacia el altar. Foto: Por parte de la novia.
El ramo. Foto: Por parte de la novia.
El ramo de Raquel con astilbe rojo y eucalipto. Foto: Por parte de la novia.

La celebración de Raquel y Álex fue en Campo Aníbal, en el Salón Torre. «Lo que teníamos claro era el proveedor. Cuando Campo Aníbal nos pasó el listado y vimos que estaba Flores Feliu nos alegramos un montón. Conocíamos la floristería por su larga trayectoria, su profesionalidad y su trabajo cuidado. Así pues, nos dejamos guiar por la opinión y los consejos tanto de Cristina como Javier. Al ser una boda en octubre queríamos que los colores fueran en tonos otoñales y junto al equipo de Flores Feliu fuimos acotando el tipo de decoración que fue rústica, a la vez que cálida y sobre todo, ‘muy nosotros’, ya que el resultado final se asemejó mucho a lo que solemos tener de deco floral en nuestra casa (a pequeña escala)», cuentan.

En la decoración los colores otoñales como bien apunta Raquel fueron los protagonistas, los tonos rojizos, el burdeos, lila… Los brezos y las pampas cobraron un especial protagonismo en los rincones que creamos para su gran día.

El bodegón de bienvenida de R&A a la entrada del salón. Foto: Flores Feliu.
El seating plan decorado con flores y faroles. Foto: Por parte de la novia.
Los invitados buscan su sitio en el seating plan. Foto: Por parte de la novia.

Para la decoración del salón se confeccionaron búcaros de cristal con flores otoñales en los colores elegidos con astilbe, hortensias y diferentes variedades de rosas. La presidencia estaba decorada con un centro en caída del mismo estilo que los centros de mesa. También se decoraron las lámparas del salón con verdes y eucalipto rojo colgante y la marquesina que además llevaba velas creando un ambiente de lo más acogedor.

Raquel y Álex junto al seating plan. Fotos: Por parte de la novia.
Decoración de la mesa presidencial. Foto: Flores Feliu.
Los centros de mesa de la boda de Raquel y Álex. Foto: Flores Feliu.
Decoración de las lámparas con verdes y eucalipto rojo. Foto: Por parte de la novia.

«Creo que la clave está en el ‘trabajo en equipo’ en pareja y en la distribución de tareas, siempre y cuando no se cuente con wedding planer. También es importante hacerte con una checklist para no olvidar contratar nada . En nuestro caso nos encargamos nosotros del 100% de la organización y no nos arrepentimos para nada, ya que, ha sido un año y medio muy intenso, pero a la vez hemos disfrutado muchísimo de cada detalle. Al fin y al cabo, hemos estado planificando algo con todo nuestro corazón durante 22 meses y la boda pasa en menos de 24 horas, por lo que consideramos que la organización nos ha hecho vivir esta experiencia de forma completa,» cuenta Raquel sobre su experiencia organizando la boda.

Decoración del salón. Foto: Flores Feliu.
Detalle de la marquesina del salón decorada con verdes y velas. Foto: Por parte de la novia.
Uno de los ramos que Raquel y Álex regalaron en su boda. Foto: Por parte de la novia.

«En los momentos que corren podríamos decir que lo mejor de nuestra boda ha sido poder compartir nuestro amor con todos nuestros seres queridos y no que no faltase nadie. Hacer una boda completamente normal, ya que la única limitación que tuvimos fueron las mascarillas durante la misa. Podríamos enumerar un montón de momentos que nunca olvidaremos, pero si tenemos que elegir uno, sin duda, el momento de nuestro encuentro en el altar», cuenta Raquel.

Raquel y Álex. Foto: Por parte de la novia.

Flores: Flores Feliu. Lugar de celebración: Campo Aníbal.

Fotografía: Por parte de la novia. Vestido: Sara Omatos Atelier.

Tocado: La perfecta Julieta.

11 comentarios de “La boda otoñal de Raquel y Álex

  1. Israel night club dice:

    I was excited to discover this website. I want to to thank you for your time for this wonderful read!! I definitely liked every part of it and i also have you book-marked to look at new things on your website.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.