2021 ha sido el año de las bodas. Este año se han celebrado más de las habituales y la temporada se ha alargado mucho más. Tras meses de incertidumbre y nervios muchas parejas han podido por fin celebrar su amor. Todo ello sin perder la ilusión y las ganas de disfrutar, que son las que nos han permitido adaptarnos a las diferentes circunstancias de cada momento. Las restricciones han marcado un antes y un después a la hora de celebrar. Este año se ha optado más por bodas al aire libre, en horario de día, más íntimas… Han sido bodas diferentes pero no por ello menos emotivas. En este post repasamos cuáles han sido las claves en las decoraciones de bodas de este 2021 que ya termina.

Más bodas de día y al aire libre

Como comentábamos una líneas más arriba, las restricciones han jugado un antes y un después a la hora de elegir los escenarios de las bodas de este año. La necesidad de mantener una buena ventilación entre los invitados para evitar contagios ha sido clave y es por ello que en los meses en los que el tiempo lo ha permitido se ha optado más por los espacios al aire libre.

La imagen muestra la mesa presidencial decorada con un centro en caída con verdes y flores de colores llamativos como el naranja o el rosa
Vista de la mesa presidencial de la boda de E&C en Masía Xamandreu.
Mira todas las fotos de su boda aquí.
Esta boda se celebró en verano en una de las pérgolas de Campo Aníbal.
Uno de los rincones de la zona del aperitivo de la boda de T&J en Campo Aníbal.

La mayoría de las ceremonias se suelen celebrar al aire libre. Este año al ser la inmensa mayoría durante el día las flores cobraban un protagonismo mucho más especial jugando con colores y las diferentes variedades de flor cada temporada. Los arcos de flores han sido todo un éxito este año.

Otro de los elementos decorativos que más han triunfado este año han sido las pampas. Tanto para la ceremonia como para centros de mesa y bodegones y otros complementos, ¡dan un toque bohemio y desenfadado a cualquier espacio!

El techo, el gran protagonista

Viene siéndolo desde hace ya unos años pero este año ha cobrado especial relevancia. Las estructuras colgantes con verdes y flores traen la naturaleza a los espacios cerrados haciendo que parezcan sacados de un cuento.

Los seating plans, rincones con encanto para sorprender a los invitados

Los seating plans se han convertido en un rincón más de la decoración en el que sorprender a los invitados. Algunas parejas aprovechan la ocasión para mostrar un pedacito de lo que más les gusta. Los personalizan haciendo un guiño a sus hobbies o aficiones como fue el caso de E&C. ¡El seating plan de su boda nos encantó! En él cada una de las mesas tenía el nombre de una de sus bandas favoritas y las tarjetas donde se indicaban los nombres eran vinilos tuneados con fotos de las portadas de los discos. ¡El resultado fue espectacular!

La imagen muestra el seating plan de la boda de Elena y Carlos compuesto por una estructura con discos de vinilo y centros, cajas y búcaros repletos de flores
En la imagen se muestra u detalle del seating plan con discos de grupos en formato vibilo colocados sobre una estructura decorada con flores

Además de los seatings personalizados que cada vez son más comunes en las bodas, también quedan ideales los de estilo rústico sobre una estructura de madera decorados con bucaritos, plantitas, velas, faroles y otros detalles.

Poco a poco vamos ganando la batalla a este odioso virus y cada vez más parejas se animan a celebrar su amor. ¡Estos últimos meses hemos sido testigos de que hay muchas ganas de celebrar y disfrutar! Por un 2022 lleno de amor.

¡Feliz año familia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.